Si estás preparando una oposición o estudiando algún temario de un curso, es probable que a veces te sientas abrumad@. En algunas ocasiones, tras muchas horas de concentración y estudio, sumado a la rutina y todo lo que nos queda por hacer, hay momentos en los que llegamos a un tope y que nuestros niveles de estrés aumentan.

Si llega ese momento en el que te sientes agobiado ante todo lo que tienes estudiar, es el momento de parar. ¡STOP! ¡Llegó la hora de desconectar de tu estudio y recargar las pilas!

¡Toca detenernos un momento! hacer un parón y descansar por un rato nuestra mente. Así podremos empezar de nuevo con más ganas y retomar nuestra rutina de estudio más de una forma mucho más relajada y despejada.

De nada sirve echar horas y horas delante de nuestros apuntes si no estamos al 100%. 

¿Qué puedes hacer para desconectar tu mente un rato de tu estudio? Continua leyendo… te damos 4 ideas que te pueden resultar muy efectivas para descansar y tomarte ese «break» en tu jornada diaria.

Sal a dar un paseo.

Respirar aire fresco siempre resulta ser una buena dosis de energía. Aparta tus libros y apuntes durante un ratito, y sal a dar un paseo al aire libre, solo o en compañía… Verás como logras desconectar un rato, despejar tu mente y volver con las pilas cargadas y con más ganas. No lo veas como una perdida de tiempo en el que no estás estudiando, 30 minutitos de paseo te despejarán la mente.

Haz ejercicios de respiración y técnicas de relajación.

Nuestra compañera Araceli, nos comenta que “Llevar una rutina nos ayuda en el día a día del estudio pero a veces hay momentos de estrés y agobio que son difíciles de llevar”. Por eso, es importante tener herramientas a mano que nos ayuden en esos momentos. Practica alguna técnica de respiración y relajación entre tus periodos de estudio. En este post sobre técnicas de relajación nuestra compañera Araceli te explica unas muy sencillas que te pueden dar grandes resultados.

Escucha música durante un rato.

¡Ay, el poder de la música! Qué beneficioso puede resultarnos a nosotros y a nuestra mente 15 o 20 minutitos de música relajada. Prueba con música clásica, sonidos de la naturaleza…  Además, hoy en día lo tenemos fácil, ya que existen múltiples plataformas que nos permiten escuchar listas de música de este tipo, y sino, tu música favorita, también puede ser una excelente idea para despejarte.

Cuida tu espacio de trabajo.

Lo hemos dicho en cantidad de ocasiones, y esta no iba a ser menos. Si estás preparando una oposición o estudiando cualquier temario de algún curso, es muy importante que tu espacio de trabajo esté adaptado, limpio y ordenado. Un espacio incómodo, lleno de cosas o desordenado puede generarte un mayor estrés.

Si todavía no tienes un espacio propicio para ponerte a estudiar, dedicar un rato a esta labor también resultará un excelente ejercicio para tu desconexión antes de volver al trabajo.

Empieza a poner en práctica estos 4 consejos y verás como a poco consigues desconectar tu mente si estás estudiando pero sin perder el hilo y el ritmo. Se trata de pequeños breaks que te ayudarán a despejarte y coger con más fuerza el estudio.

¿Te gustaría tener mas información sobre Oposiciones?

Te llamamos sin compromiso