Preparar una oposición requiere de esfuerzo, trabajo y dedicación. Pero sin duda el premio final es más que apetecible para que merezca la pena. Hablamos de un puesto de trabajo fijo. Disponer de un puesto de empleo “para toda la vida” puede ser una de las claves para disfrutar de un gran bienestar emocional y una buena calidad de vida y presentarnos a una oposición puede darnos la oportunidad de conseguir ¡por fin! un empleo estable que nos permita por así decirlo, olvidarnos de las preocupaciones que supone un trabajo temporal.

Si te estás planteando obtener una plaza de empleo público de cara a 2022, pero todavía no tienes claro qué tipo de oposición estudiar o preparar, te damos algunos consejos que te ayudarán a decidirte y que debes tener en cuenta.

Ten claro el tipo de clasificación.

Lo primero que tienes que tener claro a la hora de escoger la oposición que quieres preparar, es la clasificación. Existen tres grupos A, B o C en función de tu titulación. Cuando hablamos de oposiciones del grupo A, nos referimos a aquellas que van dirigidas a graduados o licenciados. Las del Grupo B sin embargo se dirigen a personas con un título técnico superior y dentro del Grupo C encontramos 2 subtipos, C1 para titulados de bachiller y C2 para personas con la ESO superada.

Como punto de partida, te recomendamos que tengas en cuenta este tipo de clasificación ya que la carga de los contenidos que se estudien dependerán de ella.

Gustos, afinidades y vocación.

¡Escucha a tu yo interior y sigue tu vocación! Es importante que estés en sintonía con la oposición que vas a estudiar, que encaje con tu perfil, con tus gustos e incluso con tu vocación. No solo te ayudará a estudiar sino que es importante que el trabajo que tengas que realizar una vez aprobada la OPE encaje con tus preferencias.

Orientación y asesoría.

¡Busca orientación! Es vital, que antes de escoger una oposición te informes correctamente de los diferentes procesos que existen, nivel de dificultad y también frecuencia con la que salen las plazas. En este aspecto es importante también que cuentes con la ayuda de un buen centro y expertos en oposiciones que puedan resolver tus dudas, que te asesoren, ayuden y apoyen durante el proceso de estudio. Esto aumentará tus posibilidades de aprobar una oposición.

Ten en cuenta tu situación personal.

A la hora de escoger que tu oposición ideal debes valorar tu situación personal. Es importante que tengas claro cómo es tu situación. Este proceso exige una gran demanda de tu tiempo. Hazte  las siguientes preguntas ¿Dispones de tiempo suficiente para poder dedicárselo a este proceso? ¿El nivel de dificultad de la oposición escogida te permitiría compaginar su preparación con un trabajo?… Analiza tu situación e intenta encajarla con el nivel de demanda necesario.

Como punto de partida, a la hora de escoger tu oposición ideal, estos 4 puntos te resultarán de ayuda, pero si todavía tienes dudas y no sabes por donde tirar,  nuestros asesores de formación estarán encantados de ayudarte e informarte, contacta con nosotros o simplemente rellena el formulario que aparece a continuación.

¡Nos vemos en próximos post! 😊

¿Te gustaría tener mas información sobre Oposiciones?

Te llamamos sin compromiso