Las prácticas profesionales son un periodo esencial en cualquier tipo de formación y además también suele ser el momento que más nos motiva e ilusiona durante todo el proceso formativo. Si bien es cierto que la parte teórica es realmente importante porque ahí obtendremos gran parte de nuestros conocimientos, la parte práctica cobra todavía más relevancia porque es ahí donde podremos poner en escena todo lo aprendido y sobre todo, aprender todavía más. En tu día a día te enfrentarás a diferentes situaciones que te harán adquirir distintas destrezas y experiencia.

Las prácticas profesionales te permitirán ganar experiencia en el ámbito laboral en el que te quieras desenvolver, comprobar si lo que estás haciendo realmente te gusta y te sientes motivado y con ganas de más, establecer contactos y adquirir nuevas habilidades. Si estás a punto de empezar un periodo de prácticas profesionales, ten en cuenta los siguientes consejos que exponemos a continuación.

Aprende de tus compañeros

Absorbe todo lo que puedas de tu equipo. Ellos podrán aportarte su visión, aconsejarte y sobre todo transmitirte toda su experiencia, algo realmente valioso para terminar de forjar tu perfil profesional. ¡Aprenderás muchísimo de ellos!

Forma parte del equipo.

Te recomendamos que desde el primer día intentes formar parte del equipo, ser y trabajar como uno más (siguiendo por supuesto las indicaciones y tareas marcadas por tus tutores de prácticas y compañeros). Es importante que te involucres en el proceso y en el trabajo, de esta forma delegarán en ti cada vez más tareas y podrás adquirir más conocimientos y destrezas.

No tengas miedo a preguntar.

Siempre que tengas dudas o quieras saber alguna curiosidad a mayores sobre la tarea que estás realizando, tu puesto o la profesión ¡adelante! Estamos seguros de que a tus compañeros les encantará contestarlas. Además realizar preguntas relacionadas con tus tareas y querer saber más sobre ellas, significa que quieres ampliar tus conocimientos y desempeñar tu trabajo lo mejor posible.Recuerda, como decía el gran divulgador científico Carl Sagan:

“La única pregunta estúpida es la que no se hace”.

 ¡Ponle ganas!

Lo más importante es tu actitud, no importa la experiencia que tengas. Con buena actitud y ganas ante el trabajo, tus compañeros estarán encantados de enseñarte y ayudarte a que cojas buen ritmo y te habitúes a sus rutinas.

Recuerda que durante el periodo de prácticas profesionales además de aprender, este también supondrá una excelente carta de presentación para la empresa en la que las realizas o incluso para sus contactos. Es por esto que debes esforzarte y dar la mejor versión de ti, ahí puede estar la llave para abrir la puerta a tu trabajo soñado y para el que con tanto esfuerzo te has preparado.

Si quieres saber más, conoce las experiencia de nuestros alumnos forbe con sus prácticas, seguro que te resulta interesante.

¡Nos vemos en próximos post! 😃