¿Qué son las pruebas libres de FP? 5 razones para prepararlas

Las pruebas libres de Formación Profesional (FP) son aquellas que nos permiten obtener la titulación oficial de grado medio (técnico) o grado superior (técnico superior) de una forma directa, es decir, sin necesidad de cursar todos los estudios. Se trata de una alternativa ideal para las personas que no disponen del tiempo necesario para cumplir con el calendario obligatorio que se requiere en los ciclos de Formación Profesional o que simplemente prefieren prepararse y organizarse de otra forma.

Las pruebas libres, que incluyen tanto teóricas como prácticas, se organizan según el número de módulos que tenga el ciclo formativo. Estos exámenes son presenciales y como solicitante puedes presentarte a las pruebas de cada módulo que compone el ciclo de forma independiente.

Si estás pensando en dar el paso definitivo para convertirte en el profesional que siempre has querido ser, te contamos las ventajas de apostar por las pruebas libres de FP:

  1. Tu oportunidad en el mejor momento

Las pruebas libres de FP las convocan las comunidades autónomas de forma anual, por lo que podrás elegir el mejor momento para conseguir tu título homologado de Formación Profesional y podrás presentarte siempre que lo desees. Las fechas no están establecidas, pero suelen coincidir algunos años.

  1. Amplias posibilidades de convalidar módulos

Con la pruebas libres podrás convalidar módulos que ya hayas cursado previamente de manera presencial y también tu experiencia profesional. Si has trabajado en un campo concreto pero todavía no tienes la titulación, estas pruebas libres te darán la posibilidad de obtenerla fácilmente, sin necesidad de acudir a todas las clases teóricas y prácticas que se solicita en los ciclos completos de Formación Profesional. Además, si acreditas tener una experiencia laboral mínima (la que se solicite en cada caso), podrás convalidar el módulo obligatorio que hay en todas las pruebas libres de FP, el de Formación en Centros de Trabajo, que consiste en realizar prácticas en un entorno real relacionado con el título que se quiere obtener, una vez superados todos los módulos restantes.

  1. Sin restricciones y con grandes perspectivas de futuro

Si has intentado matricularte en un FP y no has conseguido plazas, prepararte para las pruebas libres puede ser una opción perfecta. Además, en España esta situación es cada vez más habitual, ya que la demanda de la formación profesional se encuentra en pleno auge por sus buenas estadísticas en cuanto a inserción laboral.

  1. Sin renunciar a tu situación laboral o personal actual

La tendencia de trabajar mientras se cursan estudios también ha crecido en los últimos años. Si no quieres renunciar a tu trabajo mientras te preparas para conseguir una titulación oficial, presentarte a las pruebas libres de FP sería la alternativa idónea.

  1. Con flexibilidad horaria y sin limitaciones geográficas

Podrás preparar las pruebas en cualquier lugar y organizarte para presentarte a los módulos según te sientas preparado. De hecho, en cada convocatoria puedes elegir qué módulo superar dentro del ciclo formativo y podrás dejar para otros años los más complicados o que todavía no has estudiado. Recuerda que tienes la posibilidad de presentarte las veces que necesites y nuestra recomendación es que optes por preparar los módulos de la mano de profesionales expertos en la formación a distancia o semipresencial de pruebas libres.

En Forbe contamos con una amplia oferta formativa para ayudarte a conseguir el título de FP que siempre has deseado de forma totalmente personalizada, adaptada a tus necesidades y preferencias. ¡Solicita información y te atenderemos encantados sin compromiso! Estas son algunas de las pruebas libres más solicitas:

Comparte la publicación

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp

Artículos relacionados

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *